La historia de la naranja

La historia de la naranja es una historia realmente apasionante aunque muchas personas desconozcan cuál es el origen de una de las frutas mas consumidas a nivel mundial. Esta fruta cítrica comestible obtenida del fruto del naranjo dulce o del naranjo amargo se cree que ha sido originaria mediante antiguos híbridos provenientes de la India, Vietnam o el sureste asiático.

La palabra española «naranja» proviene del sánscrito narang (नारंग), sin embargo no es una palabra nativa a esa lengua sino que se especula que la tomó de las lenguas drávidas como el tamil donde se dice narandam (நரந்தம்) a la ‘naranja amarga’, nagarukam (நாகருகம்) a la ‘naranja dulce’, siendo nari (நாரி) ‘fragancia’. La palabra junto con la fruta fue lentamente llevada hacia occidente: del sánscrito pasó al persa (nārensh نارنج), luego al árabe (naranj (نرنج), el árbol, y naranjah نرنجة, el fruto) y de ahí al español «naranjo» y «naranja», respectivamente.

Desde la antigüedad, la palabra de la naranja se fue difundiendo en la mayoría de idiomas europeos a través de un curioso proceso: los portugueses cambiaron la ene inicial por una ele (laranja), al pasar al italiano para que la ele inicial no redundara con el artículo «la» se le eliminó la ele inicial (arancia) mientras que al pasar al francés y al latín se relacionó con el lexema oro (or y aurum) resultando orange y aurantium.

Ya en la Edad Media, debido a que en Inglaterra el idioma de culto era el francés, la palabra paso tal cual como orange. Siempre hay que tener en cuenta que hasta la Edad Media en Europa, la única variedad de naranja que se conocía era la naranja amarga. En aquella época, todavía no se tenía constancia de la variedad de naranja dulce la cual fue introducida posteriormente con los años debido a modificaciones de la variedad con otro tipo de frutos.

Antiguamente, se conocía las naranjas como naranjas de China y naranja mandarina, en referencia claramente al idioma del país más poblado de Asia, el chino mandarín. Hoy en día, tanto han cambiado las cosas en torno a la naranja que la podemos comprar en Internet. Las naranjas online han sustituido los largos viajes que hacían los barcos desde China hacia Europa cargados de naranjas.