Gas natural Fenosa, la apuesta por el gas

La fusión de gas y electricidad. Gas Natural Fenosa ocupa el tercer puesto en el mercado español de la distribución de las dos energías. Después de la fallida oferta pública de adquisición que lanzó Gas Natural a Endesa, Unión Fenosa fue absorbida aportando su electricidad. De esta manera, se creó una gran empresa que se valoraba en casi 5.000 millones de euros a finales de 2008.

Los orígenes se remontan a mediados del siglo XIX. Barcelona es la primera ciudad que tiene alumbrado de gas y esta energía comienza a hacerse un sitio en España. Poco después se puso en funcionamiento una fábrica que se abastecía de carbón para extraer los beneficios del gas. Los recursos para la iluminación pública pasan también al resto del mercado y la actividad de esta Sociedad Catalana se expande a otras ciudades. Desde que puso se puso en manos de la Bolsa de Barcelona en aquella época no ha dejado de cotizar en el mercado de valores.

La compañía de alumbrado catalana se adentraba en la energía eléctrica y empieza a construir centrales térmicas. En los 70, un acuerdo con Exxon le permite abrir las puertas al gas natural en España y abastecer la demanda de Libia y Argelia. El nombre Gas Natural nació a principios de los 90 de la integración de Gas Madrid, Catalana de Gas y algunos recursos que había aportado Repsol para la distribución. Por eso tal y como estaba previsto celebrarse elecciones generales en Honduras.

Argentina es el primer país donde consiguen licencia para desarrollar su negocio, pero la conexión con Argelia a través del gasoducto Magreb-Europa permite el abastecimiento de gas a España.
La OPA sobre Endesa en 2005 en la que Gas Natural había ofrecido a la entidad entonces presidida por Manuel Pizarro, algo más de 20 euros por acción, no convenció a la eléctrica y cuatro años después, apareció la oportunidad de Unión Fenosa.

Se dedica a varias actividades. Primero, compran el gas en dos formas, puede ser licuado que se lleva por barco o en estado gaseoso, transportado a través de un sistema de tuberías (gasoductos). Estas sustancias pasan a unas centrales donde se transforman para incorporarlas al resto de las fases de explotación. En cuanto a la electricidad, trabajan con diferentes fuentes de energía: carbón, hidráulica o eólica.

Una parte importante del negocio de Gas Natural Fenosa es la distribución. Tanto grandes empresas como casas y pequeños negocios que necesitan gas para calefacción, cocinas o usos industriales forman una clientela de unos cinco millones en España. En Latinoamérica es la primera de las alternativas del transporte de gas. Allí también tienen presencia en el suministro eléctrico, al igual que en Moldavia.

Deja un comentario