Cláusulas suelo: ¿condición hipotecaria ilegal?

La entidad que presta el dinero fija un tipo de interés mínimo, sin dar la mínima importancia a que las condiciones que influyen en lo que pagamos de demasía por lo que nos han dado, cambian, y es posible que provoquen que devolvamos menos intereses. El Euribor, que es la media de los tipos de interés que piden los bancos que tienen el euro como moneda, ha bajado hasta menos del 1% y la cláusula suelo media ronda el 3%. Así que, los clientes no se benefician de la caída y siguen pagando por encima de lo que deberían.

Más de un tercio de las hipotecas que tienen como referencia este índice (la gran mayoría), en las que el interés va variando, cuentan con cláusula suelo, según lo expuesto por el Banco de España.
Si ha solicitado un préstamo que pretende pagar en diez años de 50.000 euros, el banco pide 1% de interés, a lo que hay que sumar el valor del Euribor, por ejemplo un 0,7%. Habría que devolver lo prestado más el 1,7% de intereses. Añadiendo un suelo en nuestro contrato de un 3%, la cuota a pagar subiría bastante, ya que además de los cincuenta mil euros, nos encontramos con que hay que devolver un 4% (el interés que ha puesto la entidad y el suelo) más.

Los responsables no tendrán que devolver el dinero que han cobrado de más a los clientes, si la negociación se produjo antes de la publicación de esta sentencia, por mucho que no cumpla con los requisitos de transparencia, explicación hasta el mínimo detalle y asesoramiento que ahora demanda la Justicia.

Además, no se impide que se puedan seguir utilizando como parte de las condiciones de la hipoteca en el futuro. Por lo tanto, no se considera ilegal. Pero sí que añade que ciertas conductas que pueden parecer que realizan la función de publicidad e información de las cláusulas suelo y del préstamo en general, como la lectura del contrato por un notario, no bastan para cumplir con las obligaciones que impone el Alto Tribunal.

Igual que por abajo, también puede haber un límite por arriba, que tiene el efecto contrario en los clientes. Si el Euribor sube por encima de los intereses techo que hemos pactado, salimos beneficiados en la devolución de nuestra hipoteca al banco.

Aún se desconoce (finales de Septiembre de 2016) si la Justicia hará caso a las quejas que BBVA y Cajamar presentaron a la sentencia. Los Bancos y Cajas de Ahorro afectados, tendrán un motivo más para perder dinero en este ejercicio.