Calidad de vida: ¿Es mejor vivir en una pequeña ciudad?

Siempre se ha dicho, que donde esté una gran ciudad con todas sus comodidades, que se quite una pequeña. Pero, ¿no se vive mejor en un sitio con menos aglomeración?
Menos gente, menos tráfico, más tranquilidad y todo en un entorno conocido. Éstas son algunas de las características que convierten a las pequeñas ciudades en las preferidas. Hay gente, que no necesita vivir en lugares como Barcelona, o Madrid porque hay otros sitios que se lo ofrecen todo.

La calidad no va ligada a la cantidad. Excepto pueblos con pocos recursos, por lo general, ciudades más pequeñas tienen todo tipo de entretenimiento. Puedo entender que para la gente joven, sobre todo, y de mediana edad, sea preferible vivir en lugares más grandes. Hay más variedad a la hora de escoger una universidad, o para independizarse y conseguir trabajo. Siempre habrá más posibilidades en un lugar con más ofertas.

Pero pensando en el futuro, veo más complicado llevar una vida familiar, y profesional conjunta sin sufrir estrés. Sé que lo hacen millones de familias, y a ninguna les pasa nada, pero creo que plantearse la idea de vivir en un sitio más pequeño, también puede tener sus ventajas.

Para empezar, en un sitio como, por ejemplo, Benidorm, ciudad turística de 80.000 habitantes, la calidad de vida es mucho mejor. El clima ayuda a que nunca parezca invierno. Siempre hace una temperatura ideal para ir a pasear por sus calles, y contemplar sus rascacielos. Hay cines, un centro comercial, y muchos bares. Pero lo más importante, tiene mar. Creo que este pilar es fundamental para tener mejor calidad de vida. No dudo que haya pueblos sin mar que serán preciosos, pero pienso que tener el mar cerca da sensación de tranquilidad y de respiro.
No habrá tantas ofertas de empleo, y su principal fuente de ingresos es el turismo, pero se vive sin agobios. Puedes ir caminando a todas partes. En una hora te lo has recorrido desde la playa de poniente hasta la de levante.

En definitiva, y aunque es cuestión de gustos, creo que las diferentes opciones de vida dependen de la edad. Es decir, si se es más joven y se quiere prosperar profesionalmente, mejor una gran ciudad como Madrid, Barcelona o Sevilla. Pero, si lo que uno prefiere es relajarse, trabajar las horas necesarias, y tener mayor calidad de vida, es mejor una pequeña ciudad como Benidorm.
La respuesta está en las necesidades que tenga cada uno. Hay que saber sopesar dónde se ve mejor cada uno, y dónde cree que vivirá mejor.