Burbuja y deuda de los equipos de fútbol de la Primera División

Una recesión económica es dura para todos los entes públicos y privados de una sociedad. Para millones de ciudadanos que ven como sus ingresos se reducen y, como al mes, tiene que pagar más dinero de lo que abonó treinta días antes. La subida de impuestos en casi todos los productos, una reducción sustanciosa en el salario de los trabajadores, una disminución en las cuantías de las becas, un aumento en las tasas educativas, una disminución de ofertas de empleo en los dos ámbitos – privado y público-, y así como tantas otras ocasiones y acciones que hacen que nuestra vida sea cada día un poco más difícil.

La crisis que tenemos, en la actualidad, en España se debe, en gran medida, a dos comportamientos. Actos externos, es decir, ajenos a las actividades que se estaban realizando dentro de nuestro país y, otro interior, siendo, posiblemente, el factor más importante a la hora de desencadenar la grave crisis en la que estamos inmersos.

El acontecimiento externo comenzó en tierras norteamericanas hace unos años. Cuando los bancos de Estados Unidos vendieron a los bancos europeos una serie de paquetes envenenados a cambio de liquidez. Estos activos se distribuyeron entre el resto de los bancos. Esta venta empezó a notarse fuertemente en zonas mediterráneas como Grecia o Portugal. Activos donde los bancos no podían deshacerse de ellos. Grosso modo es el primer acontecimiento, En otras palabras, fue el nacimiento de la crisis económica a nivel europeo. El segundo evento que ocurrió en España y, sin duda, fue el desencadenante de la situación tan extrema que estamos viviendo hoy día es el desplome del sector inmobiliario. La burbuja inmobiliaria explotó. ¿Qué es una burbuja inmobiliaria? Es una especulación o manipulación de precios que llevaron a cabo numerosos intermediarios y banqueros donde jugaron con los precios de las viviendas. ¿En qué sentido? Poniendo un precio mucho más alto que el propio mercado indicaba siendo éste el real. ¿Por qué hicieron esta especulación? Muy simple, para ganar mucho más dinero. La especulación de las viviendas comenzó hace quince años, más o menos, cuando empezó a despuntar este sector. Creyéndonos que iba a durar para siempre y que nos ibamos a enriquecer mediante la construcción. Pues no. La realidad es otra donde hay un alto porcentaje de los desempleados que vienen de este sector directamente.

Pues bien, la burbuja inmobiliaria y la deuda que ha originado construir tanta vivienda, se puede extrapolar al mercado futbolístico. Es el deporte rey en España y, posiblemente, una vía de escape que hace que no nos preocupemos de nuestros problemas durante un corto período de tiempo – horas-. El fútbol ha creado una burbuja en España, al igual que las viviendas, y comenzó a notarse hace tres-cuatro años. ¿Cómo se ha creado una burbuja en el mundo del deporte? Muy fácil. Los equipos de fútbol son empresas privadas y denominadas como Sociedades Anónimas, excepto algún equipo como el Real Madrid, entre otros. Lo que buscan es conseguir el mayor beneficio posible y reducir costes. El producto en este mercado es el futbolista por el que un club puede pagar por él una cantidad de mercado o una cantidad superior al de mercado. Cuando se paga más por algo o por un producto, se comienza a especular, bien de forma voluntaria o involuntaria, consiguiendo que el precio del resto de los futbolistas aumente al momento. Hay varios ejemplos que se han dado este verano. No solo está caso Bale donde el Real Madrid ha pagado una cantidad cercana a los cien millones de euros. El exdelantero del Nápoles, Edinson Cavani, fue vendido al París Saint-Germain por 64 millones de euros. Son cantidades excesivas de dinero que, realmente, no han demostrado que valgan ese montante. En el futuro puede que sí pero, en la actualidad, no lo han dejado muy claro.

Y, así es como empieza una burbuja en un mercado (vease también sobre Hyla Iberica). Inflando precios y precios hasta que, en un momento dado, el sector explote y baje el precio del producto o del bien. En España se ha notado muchísimo – a excepción del Real Madrid y del Barcelona-, el resto de equipos han visto como sus ingresos se han reducido y los refuerzos que hacen cada año son más baratos. Al igual que en el mercado inmobiliario, el sector acarrea una deuda millonaria – una cantidad cercana a los 4.000 millones de euros- donde el principal objetivo es reducir esa deuda y tomar medidas en el futuro para que no se vuelva a repetir.