7 consejos para realizar una mudanza en Barcelona con éxito

Una mudanza siempre requiere planificación y orden. No es fácil echarse la casa a las espaldas y trasladar todos los objetos personales a otro lugar. Además del cambio que supone mudarse a una casa diferente y adaptarse a una zona nueva, hacerse cargo del transporte de los bártulos puede resultar muy estresante.

Desde la Federación Española de Empresas de Mudanzas (FEDEM), remarcan la importancia de ponerse en manos de profesionales. «Hay que tener en cuenta que las empresas asociadas a FEDEM tienen seguros de responsabilidad civil y de mercancías, que cubren cualquier desperfecto que se ocasione. Además, si una persona al realizar la mudanza de manera ilegal sufre algún accidente, el trastorno puede ser trasladado al cliente», afirma un responsable de FEDEM. Aparte del seguro, las empresas deben cumplir con los requisitos marcados por la Ley en dicho sector y estar inscritas en el registro municipal.

Por otro lado, las ventajas de recibir ayuda por parte de profesionales son: poder asegurarse un presupuesto escrito, contar con la firma en el correspondiente contrato y con una factura que evite sorpresas incómodas.

Para que la aventura sea lo más llevadera posible, aquí aparecen los siete consejos que necesitas para realizar una mudanza en Barcelona con éxito:

Evitar el estrés que genera mover la casa entera. Se recomienda tranquilidad y paciencia.

Tener claro qué tipo de objetos se deben embalar primero. Es de gran utilidad dejar las pertenencias de uso diario para el final, ya que se irán necesitando con mayor frecuencia.

No descuidar los objetos más delicados o a los que se tenga un cariño especial.

Las cajas de cartón son probablemente uno de los elementos más importantes en una mudanza.

Prestar especial atención a los enseres de grandes dimensiones o que no quepan por la puerta.

Avisar a los vecinos de la mudanza. Hay que intentar no molestar a los que se encuentran alrededor y realizar la tarea con seriedad para evitar problemas.

Cargar las cajas de una en una y realizar descansos. Para este tipo de situaciones hay que tener paciencia y no forzarse para acabar más rápido.